En este capitulo el notario es un profesional idóneo para establecer normas y proponer acuerdos familiares, que permitan la continuación del patrimonio familiar, cuando tiene cierta relevancia que se quiera conservar, la continuidad del negocio familiar, la cesión de derechos.